¿Un día del padre sin padres? - artículo de opinión de NY Times

Aracely

Este domingo, millones de familias en todos los Estados Unidos celebrarán el día del padre reuniéndose para mostrarle a papá cuanto lo aman.

Pero para muchos inmigrantes como la miembro de MRNY Aracely Cruz, el día del padre es otro recordatorio de una dolorosa y cotidiana realidad. Tal como lo cuenta en su artículo de opinión en el New York Times hoy, éste es el segundo día del padre que Arianna y Leslie, las hijas de Aracely pasan sin el papá desde que les fue arrebatado en una redada de inmigración en su hogar a comienzos del año pasado. La última vez que vieron su rostro fue tras una barrera de vidrio en un centro de detención en New Jersey antes de que lo deportaran a México.

José es un buen trabajador, un buen padre y esposo e hizo todo lo que pudo para mantener a su familia. El presidente Obama, mientras defiende la reforma migratoria, ha permitido que bajo su mandato, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas haya deportado 205,000 padres y madres de niños ciudadanos estadounidenses en solo dos años.

Como padre de dos niños pequeños, me imagino el dolor que Aracely y sus dos hijas sienten en el día del padre. Estar separado de mis hijos por tan solo un día es ya difícil. No me imagino estar separado de ellos por dos años o más.

Pero este año hay esperanza para las familias indocumentadas que han sido separadas por una política migratoria que criminaliza a madres, padres e hijos trabajadores. Bajo la propuesta de la reforma migratoria integral que se debate en el senado en estos momentos, las personas que hayan sido deportadas y tengan hijos que sean ciudadanos estadounidenses como José, podrían regresar a E.E.U.U. y reunirse con sus familias. Pero solo si el congreso protege la cláusula de reunificación.

Dentro de un año, esperamos poder celebrar un día del padre muy diferente, en el que miles de padres estén rumbo a sus hogares con sus familias en E.E.U.U. y 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven aquí estarán caminando un nuevo camino dispuesto para la ciudadanía.

Pero será necesario que todos nosotros presentemos al Congreso un mensaje unificado para poder ganar. Lea el artículo de opinión de Aracely en el New York Times y llame a la oficina del senador Schumer ahora (202-224-6542) para decirle que queremos el regreso a casa de familiares deportados y un camino hacia la ciudadanía para padres y madres trabajadores y los niños que los necesitan.

Gracias por su apoyo y compromiso,

-Javier Valdés, codirector ejecutivo

  

Do you like this post?/¿Te gusta este artículo?

Be the first to comment/Sé el primero en comentar


Own the Dream: Guide for Immigrant Youth/Unete al Sueno: Guia para Jovenes Inmigrantes
Welcome